Revista Habita

Articulos de Interes

Vinilos, los aliados más nobles

Vinilos, los aliados más nobles

Vinilos, los aliados más nobles

 

¿Cómo decorar mis paredes sin hacer agujeros? Con vinilos. ¿Cómo dar un toque original sin tener que invadir de mobiliario o adornos, o gastar miles de pesos? Con vinilos. ¿Cómo hacer mis espacios mucho más personales? Con vinilos. Son muchas preguntas las que constantemente me he hecho y casi todas me llevan a la misma conclusión.

 

Este recurso es simplemente uno de los mejores inventos; es perfecto para decorar sin que tu bolsillo se quede vacío en la lucha de poner “guapa” tu casa. Además, es de los materiales más amigables gracias a su resistencia y fácil instalación —o desinstalación—.

 

Algunas ideas…

En realidad, las opciones que tienes para colocar un vinilo en tu casa son muchísimas. Con solo saber que puedes personalizarlo, las posibilidades se vuelven infinitas (desde un detalle muy sutil hasta espacios enteramente tapizados).

 

Estilo infantil

Dale vida a la habitación de los más pequeños. Este estilo te permite crearles ese ambiente alegre que tanto necesitan durante la infancia.

 

Frases

Imagínate llegar a tu casa y que lo primero que veas al abrir la puerta sea una frase que despierte tu motivación, que te saque una sonrisa. ¿Pensaste en alguna en especial? Entonces considérala, porque una dosis diaria de positivismo nunca viene mal.

 

Personajes

Otra forma de sonreír al llegar a casa es ver la silueta o el rostro de ese pintor, actor, escritor o cantante que tanto admiras. Este estilo va más con aquellos de personalidad atrevida y libre.

 

Complementarios

Los clasificaría como “juguetones”, pues complementan el mobiliario o decoración clásica de tu casa. Un ejemplo sería un vinilo de árbol y que de sus ramas se desprendan los cuadros familiares (los cuales sí van colgados en realidad en la pared). Esto te brinda la oportunidad de presumir tu árbol genealógico con todos, pero de una forma muy diferente a la tradicional.

 

Instálalos tú mismo/misma

Los vinilos, de preferencia, deben ponerse sobre superficies lisas (ya sea una pared, una puerta, una ventana, un mueble o hasta el refrigerador). Hay de todo tipo y para todo fin; incluso existen aquellos que son resistentes a la humedad.

 

Por lo regular ya vienen con su instructivo incluido, pero como primer paso, deberás limpiar muy bien la zona en la que lo vas a instalar para que quede libre de polvo o agua. Evita que esté cerca de alguna fuente importante de calor y calcula bien el espacio que ocupará para centrarlo.

 

Están protegidos por dos láminas: una donde está el motivo y otra transparente que sirve para transportarlo. Despega cuidando que todas las partes que forman la figura estén adheridas al transfer (lámina transparente). Ahora pega poco a poco en la pared presionando a la vez el motivo para que no se formen bolsas de aire y, a partir de una de las esquinas superiores, retira el transfer ¡y listo! Es realmente súper sencillo.

 

Anímate a decorar todo lo que quieras con vinilos; recuerda que son los aliados más nobles para tu hogar.