Revista Habita

Articulos de Interes

Torbellino

Torbellino

Torbellino


          ¿A dónde se dirigen todos?  Los observos en el futuro, unos a pie otros sobre ruedas. Veo pasar tenis, botas, mocasines, sandalias, giro de la mirada y parece un carrusel de camionetas, autos, bicicletas, camiones y hasta patinetas. ¿Qué hacer que no se detienen? Apenas rozan el pavimento por la prisa que llevan. Llegó a pensar que era por la hora, ese momento, el día, el mundo, la venta, el mismo tiempo, la congestión, las calles, el momento, la oportunidad, la experiencia constante, la gente de la escuela. La ciudad de la ciudad, algunos cargadores, bolsas o hablaban a la nada, otros, apretaban con la fuerza de los volantes de los vehículos, también se caminaban con los brazos sueltos y el rostro desencajado.

Sin embargo, no tengo una cuenta en este momento. Empecé por complicarme, caminaba de prisa, mi cerebro se llenó de ideas y pendientes por hacer, atravesaba preocupada calles y avenidas, entra y salía de edificios, guardaba desesperada objetos en mi bolsa, precisaba el celular, tropezaba ...

     Me hubiera gustado preguntarle a los que caminaban a mi lado si se sentían tan aturdidos como yo, o si ellos sabían con certeza el sentido de esa incongruencia, me hubiera encantado, aunque fuera por un instante cruzar nuestras miradas para descubrir ese brillo que nos permite. comunicarnos y llegaremos a la conclusión de que tomamos el rumbo equivocado y juntos.

    No hay tiempo para hacer tantas preguntas, en una oportunidad que tuve que escapar del torbellino y regresé a la vida.


Por Verónica Delgado Oviedo

acinorev8@hotmail.com