Revista Habita

Articulos de Interes

Sólo haz

Sólo haz


              Estás por concluir una larga y efímera tarea, ya no sabes si revisarla o simplemente sentirte  satisfecha por el deber cumplido. Cada día transcurrido ha traído consigo su propio afán y en algún lugar incierto quedaron los trazos del camino recorrido, las venturas y los desaciertos, las risas y las lágrimas.

Te detienes a sentir el aire fresco de la mañana  y cierras  los ojos al disfrutar  el aroma y el  delicioso sorbo del café recién preparado.  Al abrirlos, el instante presente se ha esfumado  y recorres con el dedo índice el nuevo número del año, que te impulsa a  pensar  en un infinito vertical tatuado y repetido en  un calendario ileso que hace su relevo en la pared blanca de tu cocina.

             Piensas en esos días por venir,  intangibles, misteriosos,  de horas plenas, mágicas o tal vez  inciertas  o dolorosas, que en vano intentas  predecir o intercambiar.

             Quieres empezar y no encuentras la clave. Te enredas entre tus ideas, necesidades y fantasías y éstas a su vez se balancean en la cuerda floja de palabras e intenciones. En un momento de euforia podría ser sencillo hacer planes, aderezar proyectos, enlistar propósitos, maquinar conceptos.

            En tu interior alzas la voz en una pregunta ¿Se trata de empezar o de seguir? Y otra voz más profunda te responde: sólo haz. 


Por: Verónica Delgado Oviedo

acinorev8@hotmail.com