Revista Habita

Articulos de Interes

HabitaR el Centro Corazón de Xoconostle. Hostal

HabitaR el Centro Corazón de Xoconostle. Hostal

Un hostal es ese lugar que brinda alojamiento económico para viajeros, propiciando la integración entre ellos, su intercambio cultural, vivencias personales que complementan la experiencia de viajar. Comodidad, descanso, limpieza, seguridad y sobre todo convivencia, es lo que ofrecen estos negocios de hospitalidad.

En el Barrio de San Miguelito se encuentra un espacio de esta índole de recién apertura, que representa un buen ejemplo de ocupación de una finca histórica en el centro. Los hostales son un giro de negocio de servicio al turismo cultural, principalmente extranjero, que visitan los museos, lugares auténticos de pueblos y ciudades del mundo, son también estos viajeros los que ofrecen diversidad e intercambio cultural a escala personal.

Las disposiciones funcionales características de los espacios arquitectónicos en los que se alojan los hostales son un ingrediente determinante para que suceda la convivencia. A través de áreas comunes para el descanso, la alimentación, el ocio.

Ciertos atributos de las casas antiguas de la zona histórica, como lo son los espacios amplios, alturas generosas, continuidad en las habitaciones, patios a los que se llega desde cualquier cuarto, etcétera, coinciden con los requerimientos de un hostal. De tal manera que con muy bajo impacto al estado original de la construcción histórica se puede disponer de un partido arquitectónico muy adecuado para las funciones del hostal. Que es el caso al que nos enfrentamos, donde sólo un tapanco de madera de características reversibles, que aprovecha la altura para albergar más metros cuadrados en el mismo espacio, es el único elemento agregado al inmueble.

 

   

En realidad las excelentes condiciones en las que se encontraba la vivienda antes de la intervención, implicó muy pocos trabajos de adaptación, con un periodo menor a dos meses en los que los mismos propietarios del negocio se involucraron directamente en los trabajos de recuperación y decoración, fue suficiente para que quedara el edificio funcionando y bien conservado.

El programa incluye: una habitación mixta, una habitación exclusiva para mujeres con baño completo, un cuarto cuádruple para grupos y una privada, también con baño. Con una capacidad para recibir a 24 viajeros, se incluye comedor, cocina, sala común de lectura y entretenimiento, zaguán, recepción con tapanco-dormitorio, patio central como área de estar. En una superficie de más de 300 m2, los trabajos siguen su curso, se está habilitando la terraza, y se está desarrollando la decoración de muros y nichos con trabajo de artistas potosinos.

Corazón de Xoconostle es una fiel contribución a la vida de los barrios, y demuestra los potenciales que ofrece.

 

Texto: Antonio Gorab

Fotografía: José Antonio Grajeda.